Header Ads

Header ADS

Lisandro Meza, falleció el sábado 23 de diciembre en Sincelejo, su corazón no resistió más, un shock cardiogénico fue la causa.

Foto: Archivo | Angular Stereo |

El día festivo 25 de diciembre se llevó a cabo el sepelio del juglar sabanero en su tierra natal, Los Palmitos, Sucre. La alcaldesa del municipio decretó tres días de luto como homenaje al maestro de la música tropical colombiana.

Lisandro, fue hospitalizado por una descompensación de shock cardiogénico, siempre estuvo consciente de lo que pasaba en su entorno. 

El cantautor colombiano ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos, el 6 de diciembre de 2023, el 22 de diciembre presentó un estado crítico en su salud, desencadenando este último, la muerte del macho de América el día 23 del mismo mes a los 86 años en La Clínica Concepción de Sincelejo.

Desde 1954 empezó a cantar en la finca de su padre La Armenia, demostrando además su facilidad para interpretar varios instrumentos como el acordeón, el piano, la guitarra, el bajo, el tiple, el cuatro, la tumbadora, caja y la gaita. Aprovechaba las ausencias del capataz de la finca para utilizar su acordeón. En una fiesta organizada por su padre para los trabajadores, Lisandro fue el centro de la fiesta tocando canciones populares como La hija de Amaranto, Cumbia cienaguera y El Alto del Rosario. Este hecho marcó el comienzo en firme de su carrera como acordeonero y cantante.

Su primera participación en el Festival de la Leyenda Vallenata fue en 1969, donde no ocupó una posición destacada pero fue aclamado por el público; ganándose el sobrenombre de El Rey sin corona (en dicho festival el ganador obtiene el título de Rey Vallenato, por decisión del jurado) que a la postre él lo convertiría en tema de una canción. En de 1975 se volvió a presentar, ocupando el segundo lugar. En 1978 fue galardonado como Rey Sabanero del Acordeón en un certamen de vallenato realizado en Sincelejo.

Meza es conocido recientemente por las nuevas generaciones en Colombia por canciones populares y polémicas como Niño Majadero (también famosa en México), El hijo de Tuta (Versión de la canción "El jornalero" original de Octavio Meza), El macho y Para político no; en las que mezcla el doble sentido con el sentir popular y algunos hechos nacionales. Puntualmente El hijo de Tuta es una burla a los jefes o patrones mandones y que mal pagan a sus empleados, llamándolos hijuetuta en una analogía a la palabra vulgar. La canción Para político no la compuso a raíz de los escándalos por parapolítica de Colombia, en la que también prima el doble sentido y la burla a la desprestigiada clase política colombiana.

PUBLICIDAD
Con la tecnología de Blogger.